La máquina de hacer libros


En la estación de Príncipe Pío hay una máquina de libros. Es genial. En lugar de chocolatinas, bollitos o chicles son LIBROS los que esperan impacientes a que algún viandante introduzca las moneditas para salir de su carcel.

Los observo, casi puedo ver sus ojillos suplicantes.
Da penita verlos encerrados en esa caja grande.

Qué duro ser el último libro del estante,
ver cómo giran las anillas de los que están delante…
…y tener que esperar y esperar
a ser adoptado por algún bohemio pedante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s