Recuerdo Uruguay

En el campamento Lucky, un atardecer, dibujando a dos chicas que jugaban muy atentas al ajedrez mientras tomaban su mate. Una planta en una jarra de vidrio adornaba la mesita hecha con un troco de árbol. La música inundaba el lugar, Spinetta dejaba su voz escurrirse entre las ramas de los árboles y las estrellas que iluminaban el cielo. Los cielos nocturnos son tan luminosos como lo puede ser una noche de luna llena en cualquier otro país. “Barro, tal vez”, cantaba. Yo, esperaba a mi hermana.

Campamento Lucky. Valizas, Uruguay.

Otro de los grandes viajes que hemos hecho juntas, mi hermana y yo. URUGUAY. Lleno de mil momentos inesperados. Emociones, lágrimas, risas, juegos. Viví bajo los poros de su piel sintiendo sus miedos y frustraciones, tanto… que olvidé quién era. Y cuando me tocó ser yo, no recordaba dónde me había dejado.

Así, cantando mientras viajamos, recuerdo este fantástico mes. “Gracias peque”.

Para mi hermana, con mucho cariño:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s